Inicio masINE

Noticias del Instituto Nacional de Estadística

Está Vd. en: Revista digital del INE / Estadísticas

El INE participa en la jornada “Al of Things, el nuevo destino del turismo inteligente” organizada por Telefónica Tech

01-12-21

 Los datos de nuevas fuentes de información gozan de total confidencialidad Los datos de nuevas fuentes de información gozan de total confidencialidad

El Instituto Nacional de Estadística (INE), al igual que las empresas privadas, se está adaptando a la nueva realidad digital para lo que se hace necesario el acceso a nuevas fuentes de información que hasta ahora no existían.

Según comentó Belén González Olmos, subdirectora general de Estadísticas de Turismo, Ciencia  y Tecnología, en su intervención en la jornada “Al of Things, el nuevo destino del turismo inteligente” organizada por Telefónica Tech el pasado 30 de noviembre, “en el INE nos dimos cuenta que las fuentes de información de origen privado basadas en datos masivos son una gran oportunidad para modernizar la producción de estadísticas”.

En el ámbito de las estadísticas de turismo, y más a raíz de la pandemia, “fuimos conscientes que gracias a las nuevas fuentes de datos podíamos ser capaces de dar datos frecuentes, muy rápidamente y con un detalle geográfico que las operaciones tradicionales no nos lo permitían”.

Por ello el INE se planteó alcanzar acuerdos con empresas de todo tipo, como operadoras de telefonía o financieras, para trabajar conjuntamente y desarrollar metodologías que permitieran combinar la información de estas nuevas fuentes con las tradicionales, sin que ello supusiera una merma en la calidad de las mismas.

Nuevos fenómenos

Para González Olmos, el acceso a nuevas fuentes y el desarrollo de metodologías adecuadas “ha permitido analizar fenómenos que se han desarrollado en los últimos años y que utilizan el marco digital como referencia”.

Por ejemplo, la vivienda turística, cuyo desarrollo ha sido paralelo al de las plataformas que las anuncian. “De no haber aplicado tecnologías digitales para su estudio estadístico, se tendrían que haber desarrollado encuestas, con un coste mucho mayor, una mayor molestia a los propietarios de esas viviendas y con un resultado menor en términos de puntualidad y granularidad que el que hemos obtenido de esta forma. Sin preguntar a nadie, hemos sido capaces de desarrollar un mapa de viviendas turísticas en España”, añadió.

Utilidad para el ciudadano

Para la subdirectora general del INE la disponibilidad y uso de las nuevas bases de datos digitales permitirá realizar estadísticas sin que ello suponga ninguna molestia a los ciudadanos. Y la sociedad tendrá a su disposición más información para su toma de decisiones.

Desde la perspectiva de la empresa que proporciona el big data, la colaboración con el INE también es muy positiva, pues le permite mostrar que además actúa en beneficio de la sociedad.

Esta cooperación, en una sociedad que cuestiona cada vez más la concentración de los datos personales en unas pocas empresas, ayudará a reducir este riesgo y sus posibles consecuencias administrativas.

Lo óptimo, para González Olmos, “es establecer colaboraciones a medio y largo plazo para desarrollar conjuntamente nuevos procesos y herramientas” que permitan la utilización de estas nuevas fuentes de datos desde la perspectiva estadística.

El INE ya trabaja en este sentido junto a empresas de comercio minorista, portales de empleo, operadoras de telefonía móvil, empresas que registran transacciones bancarias o webs de turismo con un objetivo claro: “maximizar el beneficio para la sociedad”.

Máxima confidencialidad

Para el INE es importante recalcar que los ciudadanos deben estar tranquilos con respecto a la confidencialidad de sus datos, dado que tanto la legislación nacional y europea en materia estadística y de protección de datos personales que se aplica a las operaciones tradicionales también rige en estas nuevas fuentes.

Así, por ejemplo, la información agregada que proporciona al INE un operador de telefonía sobre movilidad nunca incorpora datos que permitan identificar al usuario de un dispositivo móvil.

González Olmos concluyó que las fuentes de información de origen privado basadas en datos masivos son una gran oportunidad para modernizar la producción de estadísticas e integrar cada vez más el big data en las operaciones del INE.

 

NIPO: 096-20-015-8
ISSN: 2255-5625
© INE 2022